Parte 2 ( RASGOS CARACTERISTICOS DE LOS DISTINTOS RANGOS DE EDAD)

De 13 a 15 años / terremoto

Es una edad importante, algo cambia la estructura mental de los jóvenes, la sociedad los hace sentir más grandes, entra a jugar mucho el papel del autoestima.
En esta etapa la palabra clave es terremoto, y tiene que ver con la movilización interna, que ellos sienten muchas ganas de hacer, porque la sociedad se los exige, de búsqueda de conceptos, de identidad, que toca o ataca distintas áreas en su proceso de crecimiento.
Una cosa llamativa en esta generación es la impaciencia, la sensación de rapidez con la cual quieren experimentar sensaciones, porque eso parece hacerlos sentir más vivos, más que grandes, quieren que desaparezcan las angustias, las responsabilidades. Y el vivir al máximo pasa por la imprudencia, por la pérdida de control, por no saber lo que se experimenta. Por ejemplo un gran porcentaje de adolescentes tiene su primera relación sexual bajo la influencia del alcohol, sin conciencia de lo que están haciendo. Y esta impaciencia se presenta no solo en el tema sexual, también en toda la vida, es como querer vivir la vida muy al filo de ciertos riesgos o peligros., ya no hay auto cuidado.
Un siguiente punto importante a esta edad, que preocupa a los padres es el tema de los limites, hasta que hora les dan permiso los padres permiso para salir por ejemplo.
Evidentemente, ya a los 14 o a los 15 empiezan las salidas nocturnas, pero estas tienen que ser un horario controlado, los padres los deben ir a buscar y dejar al lugar donde se realice la fiesta o reunión, simplemente por un tema de observar, es importante para poder saber en que esta él y el grupo con el que frecuentemente sale.
Para que uno pueda ser libre en la vida, necesito aprender a ser responsable, por lo tanto los padres o tutor de un niño no puede entregar su libertad si es que no ha logrado descubrir si su hijo es responsable con sus cosas.
Aquí es donde entra el conflicto con esta concepción de que los padres son amigos de los hijos, no pueden ser amigos, si se puede establecer vínculos de amistad, es una amistad mal entendida, donde a los padres les cuesta darle ordenes a los hijos, y a su vez los padres no quieren que sus hijos se enojen con ellos por la sanción que se les pone, tienden a entregar muchos permisos para que los hijos los consideren buenos padres, se compran muchas cosas para compensar la falta de cariño.
Otro concepto asociado a esta edad es el de la libertad, que claramente está mal entendida por los jóvenes. Los padres han transmitido que le libertad o ser libres es hacer lo que uno quiere. La persona que es libre es aquella que hace lo que debe y después lo que quiere.
Y esto se relaciona mucho al concepto de la fuerza de voluntad que no se está enseñando tampoco en las escuelas. El tema de la perseverancia, de la satisfacción, del deber cumplido, de acostarse a la noche cansado. Los adultos les están mostrando a los jóvenes un mundo donde la responsabilidad es algo de lo que hay que escapar, porque nos genera un gran agotamiento.
Es por eso que nuestros hijos no quieren crecer, porque le estamos mostrando que la vida de adulto es de poca felicidad, de poco goce con lo que hacemos y por lo contrario, les mostramos que gozamos cuando escapamos de esa responsabilidad, cuando hay un fin de semana largo, o cuando decimos “gracias a dios que es viernes”, nuestros hijos perciben eso, y es por eso que en estos tiempos los adolescentes ya no estudian para la mejor nota. Una generación que tiene cero tolerancias a la frustración y unos padres que les cuesta desarrollar virtudes en sus hijos.

a.Actos

Los niños deben aprender desde pequeños que todo acto tiene sus consecuencias. Por lo tanto tengo que ser capaz de pedir perdón, de revertir el error y de reparar lo que he hecho mal, sobre todo a los 15, nada se repara. Por ejemplo en una relación de novios lo más fácil cuando herimos al otro es cortar la relación y empezar con otro, total para que voy a pedir perdón.
Por lo tanto corremos el riesgo, en esta falta de consistencia con los sueños y la voluntad de que esta generación no tenga relaciones a muy largo plazo, porque para esto hay que saber perdonar. Por eso es muy importante que los padres desarrollen esas virtudes y evalúen la sensación de fracaso.
Saber retar cuando sea necesario, si se escucha algo como: – Mira ese gordo asqueroso- detenerlo y decirle: – ¿a vos te gustaría que te traten a así?, si no decimos nada el silencio lo valida.

b.Tecnología

La tecnología llego para quedarse, e Internet da cada vez más oportunidades. Hay una tecnología touch donde todo se toca, casi no hay teclado.
Frente a todo esto el adulto tiene que tener la capacidad de ver hasta donde se engancha en este circuito, porque si es un padre que esto todo el día conectado con el celular y la computadora, por ejemplo donde responder un mensaje de texto es más importante que hablar con nuestros hijos, no tengo ninguna autoridad para decirle a mis hijos que no manden mensajes de texto en la mesa, que no usen mucho la computadora, Facebook, o lo que sea. Entonces primero los padres tienen que evaluarse a sí mismos cuanto han permitido que la tecnología entre a su vida y que testimonio están dando a sus hijos. El tema de los límites pasa primero por un tema de honestidad.
El exceso de tecnología hace que las habilidades sociales disminuyan y se conversa mucho menos. La solución de conflictos no está producida cara a cara, si no vía Internet, mensajes de texto y hace que la personalización con el otro no exista.
A los quince años, el promedio está entre una hora y media, dos horas de uso de la computadora, lo cual es muy poco con lo que en realidad están de 3 a 5 horas lo menos. Transcurrido ese tiempo los adolecentes se vuelven irritables , pierden comunicación con el resto de la familia, se ponen más ansiosos y empiezan a comer, sobre todo comidas con bastantes calorías , son malos para hablar temas largos, desarrollar conceptos y analizar por ejemplo una noticia, porque los cansa y el teclado es mas rápido. Para que hablar de la ortografía y el lenguaje es lapidario.
Los países serán de pocas habilidades sociales, las redes sociales vendrán a solucionar los problemas, porque sin embargo a la larga nos producen más conflicto.
La tecnología no es ni mala ni buena, ya que depende de cómo se use.

c. Consumo del alcohol

Ningún adulto respeta la ley de que no se tiene que beber alcohol antes de los 18, y ahora lo que se entiende es que se puede beber siempre y cuando no sea descubierto. estamos construyendo una moral •”heterónoma” , que esta solo basada en las consecuencias de los actos y no una moral “autónoma” que tiene que ver con la intencionalidad y la voluntad con la cual uno decide o no cometer un acto poco correcto.
Como educamos a los adolescentes para que lleguen a consumir alcohol de esa manera, en un grado que pierden la conciencia de la realidad, siendo la puerta de entrada a las drogas, al desinhibición sexual, al desenfreno y a la violencia social.
El alcohol les permite expresar lo que de otra forma no lo harían, en las fiestas los enciende y sin bebidas alcohólicas no son divertidas. Los hace reírse y compartir con amigos características que estando sobrios no serian capaces de hacer o decir.

d.Familia

Es muy importante el esquema de familia que se tenga, si hay una mama sola educando a los hijos, va a tener que lidiar con factores masculinos y femeninos, para poder contener emociones, ser firme en las reglas y poner límites.
Es una etapa donde se define la personalidad, donde el joven debe elegir si quiere ser bueno o malo.

De 15 a 18/ búsqueda de sueños.
Etapa PRE-universitaria

En esta etapa hay menos cambios temperamentales, algún grado de estabilidad en el carácter de nuestros hijos y también en el modo en el que enfrentan los desafíos cotidianos.
En este periodo se sabe que los jóvenes están próximos a ingresar a una carrera universitaria, profesional o técnica, la que decidan o en la que puedan quedar, por lo tanto saben que la “flojera” de los últimos años de la enseñanza básica ya se acaba, porque las notas o el rendimiento académico sirven para entrar a la universidad.
Uno terminaba la adolescencia cuando ya tenía resuelto el tema vocacional, es una gran tarea que influye a futuro. Es importante buscar estos grandes sueños, averiguar qué es lo que yo siento, quiero o puedo aportar a esta sociedad a lo largo de la vida. Donde me veo sonreír, en mi trabajo diario, disfrutando de lo que hago, y no estando en un lugar donde no me guste lo que hago, por eso se plantea la búsqueda de sueños y no de carreras.
Muchas veces la orientación vocacional se vuelve desorientación vocacional, porque tratamos solo de encontrar aptitudes y habilidades que sumen o compatibilicen con una carrera determinada. La carrera que uno elija tiene que estar al servicio de mi sueño, por lo tanto hay muchas carreras que responden a mi sueño.
Tenemos que dejar de presionar a nuestros adolescentes, gracias a dios ahora hay una educación más abierta, estamos logrando cada día adultos más integrados y más completos, desde el punto de vista efectivo y emocional. Hay que disminuir la presión por la excelencia académica.
No necesariamente alguien a los 17 o 18 años tiene la obligación de tener claridad de cuáles son sus sueños y en qué carrera puede desarrollar todas sus habilidades. El tema es la calma, el esfuerzo, el desarrollo de la voluntad, es la búsqueda interna no externa. No es una búsqueda a través de tests, que si bien pueden ser de ayuda, no son toda la respuesta que ellos necesitan. Es vital mucha conversación con los padres.
A lo único que un adolescente de entre 15 y 18 años no puede renunciar nunca es a sus sueños, hay muchos adolescentes que sus padres no los dejan estudiar lo que ellos quieren realmente entonces hay que decirles: “Bueno no importa, estudia o fórmate en lo que tus padres quieren, después cuando ya tengas ingresos tienes el derecho absoluto de desarrollar la vida hacia los sueños que siempre quisiste.

Formación de pareja

Se tiene que aprender a compartir con el otro género, conocer cómo funcionan hombres y mujeres en forma distinta. El poder asociar al amor con el buen trato, al cariño, a la solidaridad y no al dolor, como lo tienen asociado la mujer latinoamericana, es decir más sufro por ti, mas te pruebo que te amo.
Hay que entender también que el amor hace bien, por lo tanto si una pareja está conformando una buena relación, debiera tener buenas notas antes de haberse enamorado, llevarse bien con la familia. Darse tiempo para su intimidad y aprender a conocer al otro y en ese reflejo a sí mismo.
Claramente es una de las etapas más lindas y más si se vive con pureza, con mucha comunicación, con decoro y pudor, es un proceso que si bien no se avanza en lo sexual (que es lo que no debiera ocurrir), puede haber un pleno y absoluto conocimiento del otro, para saber de verdad con quien me estoy encontrando.
Un ejemplo que hay que darles a los adolecentes es decirles que se visualicen a sí mismos como una rosa y que a cada persona con la que están le entreguen un pétalo. Hay que decirles que ojala que cuando llegue la persona correcta en la vida, tengan algo que dar y que no hayan entregado todos los pétalos y conserven un tallo vacio para ofrecer a esa persona. Esto tiene que ver con el auto cuidado, con este regalo de la virginidad, tiene que ver con el regalo del pudor, con el auto cuidado en la mujer y el hombre.
Es un gran desafío en esta etapa poder formar parejas estables, pero ojala sin vida sexual, tener una orientación espiritual que permita trascender en todo lo que hagan, incluso en esta búsqueda de sueños.
Antes de los 18 años un adoleScente debe saber cocinar por lo menos 5 platos bien hechos, saber conducir un auto, tener el ropero bien ordenado, cuidar las cosas que son de uno y no perderlas, etc. Es decir, entender que uno en la vida tiene derechos, deberes y que al cumplirlos, no nos produzca una sensación de aburrimiento.
Al llegar a esta edad, ya debieran estar consolidadas todas estas responsabilidades cívicas, vocacionales, y de pareja, independientemente de que pueda explorar distintas parejas para conocerme bien a sí mismo y conocer mejor al otro género. Debiera tener también tolerancia, aceptación frente a la diversidad en todas las cosas, ya sea por discapacidad por raza, por calor, nivel socio-económico, condición sexual. Solo así voy a tener bien a este mini-ser humano formado con un temple firme frente a las frustraciones, entendiendo y experimentando muchas de ellas y habiendo rescatando todos los aprendizajes que alguna u otra forma las experiencias de dolor que siempre nos traen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s